Blogia
Patricio Morales Lizana

Del sol, un hombro y la soledad.

Del sol,  un hombro y  la soledad. Las quintas lágrimas de primavera se han posado hoy en mi hombro sin decir siquiera una palabra. Parece que el sol no llega o no brilla para todos o al menos no en este cielo amargo, como en Lilla Essingen.

“gracias Patito”  y un beso en la mejilla fueron mis haberes por consolar  una frágil azucena sin palabras que el tiempo, el viento y la vida hicieron llorar como lloran millones de seres cuando se saben desnudos e inermes frente al espejo del Soy-Estoy-Existo  y no hay prenda ni centavo que cubra tanto desconsuelo, ni brazos que abracen aquel vacío.  

 

No sabría explicar la causa de aquellas lágrimas, pero sentí en aquel sollozo la soledad íntima de un cuerpo que ama y besa y sufre cuando no hay sol que alumbre las almas ni lumbre que guíe los pasos en el sendero de las vidas.

 

Sentí la soledad en mi hombro y mi camisa empapada hasta el pecho.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Alejandra Troncoso -

Querido Patito: por fin pude escribirte... te agradezco enormemente por tu amistad y sincero aprecio, eres una gran persona, continúa así llenando de belleza las palabras.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Harold -

Queridísmo amigo:éste es el segundo intento, los otros simplemente desaparecieron.
Poeta,ahora puedo respirar y darte buenas noticias. Por fin, pero hubo un momento en que pensé que fracasaría, en que me quedaría varado, y avergonzado. Sentí por momentos en que no sólo desfraudaría a ella, sino también a los amigos, en especial, a ti. Me emocionó mucho cuando leí tu post. Pero ya estamos en camino. Gracias por todo, por tu lindísima amistad! Abrazos!

Valeria resenite -

Querido Patricio: ojalá esa belleza y sensibilidad que hay en vos y en tus textos fluya y eche raices...
Abrazos inmensos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres