Blogia
Patricio Morales Lizana

Mi Otoño

Mi Otoño

En tardes como ésta, cada vez que veo caer una hoja a los pies de un árbol, el otoño se muda a mis ojos. Y le he dicho al viento que no le temo, que no temo a su voz ronca ni a ese abrazo frío que muerde hasta los huesos.  Y no le temo porque mi alma fácilmente podría vestirse con el manto de cualquier árbol de abril y con su soplar ni siquiera una hoja arrancaría. Las hojas las guardaría en hondos bolsillos del corazón, para así no inundar moradas de parto ni calles que me han visto crecer siempre con el peso en los bolsillos, y las sacaría a ventilar en cada septiembre con los pájaros que juegan en el sol.

Y le he dicho al viento que no le temo, que mis huérfanas hojas  ya no caen, que me las guardo hasta septiembre, mientras  arroyos  se deslizan por mis ramas durante la espera.      

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

Lore -

Que dulce y magicas son tus palabras, reflejas el alma puro y fragil de tus vientos, cada hoja una pincelada de fuerza, un bolsillo lleno de esperanzas, me encanta amigo... adelante, aca esatoy para acompañarte!!!

marcela -

Mi Amorcito, no eres el único que siente en estos momentos el frío del otoño... te extraño demasiado... muchas gracias por todo... por estar siempre en el momento preciso... Te Amo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Patricio -

Gracias Roberto por tus palabras...

Roberto Cortez Sandoval -

Bueno hermano, me gustó mucho lo que acabas de escribir, lo dices todo con mucho sentimiento, y de verdad refleja tu propio estado, y al mismo tiempo da a conocer la fortaleza que tienes para seguir en pie en este caminar, y si es verdad el viento muchas veces puede ser fuerte y quitar las hojas,más aún cuando el alma adopta el estado de otoño, pero si existe un buen cimiento es muy dificil que las hojas caigan, y por lo mismo solo hay que mantenerse en pie y como lo dices tú, esperar a septiembre, cuando sale el sol y nuevamente el árbol se renueva con nuevas, fuertes y verdes hojas.
Felicitaciones amigo y sigue escribiendo, tienes mucho que aportar, solo tienes que seguir adelante y no deshojarte, recuerda que eres un árbol que el viento, la lluvia y el temporal no pueden botar ni quitar la hojas, felicitaciones hermano.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres